La Guerra de las Criaturas

Un foro donde la luz lucha por derrotar a la oscuridad y donde la oscuridad intenta vencer a la luz mediante guerras... ¡un foro de diversión y acción!
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Enlace Rápido
-_
_
-_
_
-_
_
-_
_
_
-_
_
-_
Mercado: _
_y_
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 57 el Vie Sep 17, 2010 9:22 pm.
Últimos temas
» Hola , Hola buenas
Jue Ago 10, 2017 10:48 pm por Arshei

» ¡Oh por dios! Decidme si no es verdad.
Vie Ene 30, 2015 12:30 am por Amy Sunie

» En otro lugar...
Vie Sep 20, 2013 9:23 pm por Amy Sunie

» Ascensión [El Fin de Yggdrasil]
Miér Sep 11, 2013 12:38 am por Aspicious

» La peticion
Lun Jul 01, 2013 3:25 pm por Dakros

» buscando rol, 2 xD
Sáb Jun 22, 2013 12:34 am por Zent

» El Templo de Samasha del Cielo [Amy y Lucius]
Mar Jun 18, 2013 7:11 pm por Amy Sunie

» Ataque al mausoleo [Misión - Éter]
Jue Jun 13, 2013 2:39 pm por Éter

» [Libre] Armando
Dom Jun 09, 2013 2:10 am por Zent

El Consejo: Staff de Creatures Wars

Scarlett Reed (Axel Foley)
Lucius
Eliah
Auron
Aspicious

Los posteadores más activos del mes
© Copyright
Obra original creada por Arshei y heredada por Axel Foley / Scarlett Reed.
Diseño de la página por Aspicious sobre el soporte de foroactivo.
Mantenimiento por Lucius y el Consejo de Creatures Wars.
El contenido íntegro de esta página es totalmente original.

~ Afiliados ~
Eternity

Dangerous World

Vampirelandia

Dragonmasters

Lune Noire

The Urban Legend

Facing Dark

Bvlgaria

Yéni Únótime

Acle City

Guerra Biblica

Distopía

Fabulam Renascor Sum

Game Over

Star Wars : Force Universe

Pokemon World Battle

Instituto Honan II

Gothic Princess

Hybrid City


Comparte | 
 

 Una ciudad olvidada

Ir abajo 
AutorMensaje
Alayne
Renegada Demonio
Renegada Demonio
avatar

Cantidad de envíos : 61
Localización : En otro mundo
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Reputación : 1
Monedas : 2695

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Una ciudad olvidada   Sáb Feb 05, 2011 5:12 am

OFF: Ea, inaugurado queda ^^


El tiempo pasa lento, es como si cada segundo fuesen cien saquitos de arena que pesasen sobre mi espalda. Y es que, esperar a que el mundo se acabe es aburrido. En los últimos meses, estoy aprendiendo demasiado. Incluso las noches de niebla suceden cosas inesperadas. Pero a veces, y no muy de vez en cuando, conviene recordar. Al principio, ni yo misma sabía por qué había sentido el impulso de venir hasta aquí. Aunque ahora, subida encima de esta inmensa colina verdosa y con los restos de antiguas civilizaciones a su pie, hace que me sienta grande. ¿Por eso los Dioses hacen lo que hacen? ¿Porque se sienten grandes? En fin, altos como pinos y tontos como pepinos, como dice la sabia popular.

Chasqueo mi lengua haciendo volar un poco mi imaginación. ¿Qué pueblos se debieron asentar bajo esta colina? Resulta curioso a lo que finalmente han sido reducidos. Peñascos, torres caídas, empedrados deshechos, objetos que hoy día carecen de valor o interés… El sueño de todo chatarrero que sufra de cierta nostalgia. El viento azota a volandas inconstantes, ahora sí y ahora no. Tengo mi aura contenida para evitar enfrentamientos desagradables, dónde antes hubo esplendor ahora pulula la carroña. Cuervos y más cuervos, eso es lo que abunda en las ciudades fantasma.

Camino lentamente, por lo que hace mucho debieron de ser calles. Miro hacia el cielo, color gris marengo. ¿Va a llover? Muy bonito, siempre me pasa lo mismo cuando salgo de excursión. Salgo de negro impoluto y con las botas limpias y vuelvo como un gato despeluchado que apesta a sardinas de anteayer. O por lo menos, esa es la expresión que se les queda a quienes son testigos de mi modelito especial lluvia en “ por-qué-narices- vas- a- la-isla-del-quinto-extrarradio”. Deslizo la mano sobre la piedra aboyada y comienzo a silbar.


Si las piedras hablasen… seguro que con una copita de coñac, ahogarían sus penurias. Nadie tiene una vida más dura que la suya. Pobrecitas.-Sonrío maliciosamente, mientras camino y sigo deslizando mis dedos por cada recoveco pétreo.

Volver arriba Ir abajo
Alexander
Muerto en Combate
Muerto en Combate
avatar

Cantidad de envíos : 57
Localización : Si no me encuentras comprate un GPS
Fecha de inscripción : 10/12/2010
Reputación : 0
Monedas : 2699

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Sáb Feb 05, 2011 12:55 pm

Me encontraba yo rondando por la Isla de Samasha, curioso lugar y por el que nunca antes habia pasado de modo que decidi ir a trastear y ver que encontraba.

Derrepente ante mi apareció una ciudad, la cual se hallaba en ruinas y cuyos motivos, ahora desconocidos, de porque se hallaba en ruinas despertaron en mi un gran interes y no pude evitar ir a investigar.

Me adentre en la ciudad, con el aura suprimida y atento a todo lo que me rodeaba, para en caso de que hubiera bestias salvajes no me pillaran desprevenido. Entre en una casa en busca de libros y objetos raros o curiosos que me pudieran interesar.

Mi busqueda en esa casa fue en vano, no encontre nada interesante, solo unos libros desgarrados, como si un animal les hubiera dado un zarpazo lo que dejaba pocas paginas legibles. Los demas objetos de la estancia eran bastante comunes. Echando un ultimo vistazo a la sala vi una bellota junto a unos escombros de los que salia una patita intentando alcanzar la bellota. Se trataba de una ardilla atrapada en una concavidad entre los escombros, aparte los escombros y le di la bellota, la cual se comio subida en mi hombro, creo que era su manera de agradecerme que la sacara de ahi.

Con una sonrisa sali de aquella casa dispuesto a investigar la siguiente con mi nuevo compañero, mas un sonido me llamo la atencion, trepe por los escombros para poder ir por los tejados de modo que escuchara mejor el sonido.

Iba saltando por los tejados, los cuales no distaban mucho entre si, en busca de la procedencia del sonido. Resulto ser una chica silbando, parecia que no era el unico al que le gustaba deambular sin rumbo fijo.

Salte del tejado cayendo de rodillas frente a ella, me incorpore, hice una reverencia y acariciando a la ardilla me dispuse a hablar.

-Buenos dias señorita. Me llamo Alexander Nikolaevich se que es la primera vez que nos vemos mas no son malas mis intenciones y me gustaria sabes quien sois y que haceis por aqui si no es molestia.
Volver arriba Ir abajo
Vee
Renegada Yasgeniod
Renegada Yasgeniod
avatar

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 21/01/2011
Reputación : 0
Monedas : 2610

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Dom Feb 06, 2011 3:59 am

La Isla de Samasha. A decir verdad, ya ni siquiera recuerdo que estaba haciendo allí en primer lugar, lo que sí recuerdo era que sentía el ambiente un tanto depresivo, sin razón aparente. Quizás porque las ruinas le daban un toque lúgubre al paisaje, aunque también misterioso. Y algo místico, también.

Caminando sin rumbo por la isla, con mi aura reducida cosa de no acabar golpeándome con alguien, no podía evitar preguntarme porqué la isla ahora estaba deshabitada. ¿Alguna batalla estúpida, quizá? Bueno, es lo más probable. Después de todo, el 90% de las cosas en ruinas están en ruinas por rollos de guerra. Basta con ver todas las construcciones por las que mi orfanato pasó, no hay ni una que esté entera. Pero siendo Samasha una diosa tan buena y positiva, ¿Por qué querría alguien destruir sus templos?... Aunque no es como si necesitaran una buena razón. Digo, una persona sólo necesita querer destruir para hacerlo.
Miré al cielo, aun desvariando sobre cualquier cosa que se me ocurriese. Genial, ¿qué mejor para aumentar la atmósfera creepy que una lluvia? Y yo que había pasado toda la noche anterior limpiando mi vestido…

Para cuando devolví mi mirada hacia el frente, un muchacho iba saliendo de una de las muchas casas en ruinas, con una ardilla su hombro. ¡Viva! ¡No soy la única que visita islas en ruinas!, a lo lejos pude escuchar un leve —pero muuuuuuy leve— silbido, cosa que aparentemente también hizo el chico, que se las arregló para subir y empezar a saltar de techo en techo. Alcé una ceja, con curiosidad. “Podría ir a revisar también” pensé, “después de todo, no tengo nada mejor que hacer”. Me apresuré a imitar al tipo, subiendo por los escombros para empezar a saltar.

Tras un rato de ir por allí con complejo de canguro, logré divisar a la dueña del silbido: Una muchacha pelirroja. Pocos segundos después el muchacho al que había estado siguiendo indirectamente decidió entablar conversación con la chica. “Es de mala educación interrumpir conversaciones ajenas, Vee…” me dije a mi misma. Igual y esos dos habían acordado encontrarse allí para discutir algún plan ultra secreto o algo parecido… pero bah, no importaba.

¡Bueeeeenas! —A los pocos minutos ya estaba junto a ambos, con una sonrisa amistosa que además decía “sí, soy una metiche, aguántense”— Lindo día, ¿no?... bueno, en realidad no, el clima no es muy lindo; pero son detalles sin importancia. ¿Qué les trae a esta encantadora isla en ruinas?

Off: ¡Mil perdones por la tardanza! T3T
Volver arriba Ir abajo
Alayne
Renegada Demonio
Renegada Demonio
avatar

Cantidad de envíos : 61
Localización : En otro mundo
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Reputación : 1
Monedas : 2695

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Dom Feb 06, 2011 4:34 pm

Mis ojos vuelan rápidos siguiendo el serpenteo que se ha mostrado frente a mí. Algo está cayendo. Cuando finalmente llega a mi altura, un jovencito está de rodillas y se me presenta con una grácil reverencia. ¿Ahora los hombres caen del cielo? Y yo sin paraguas… pero qué mala suerte. Me lo quedo mirando con cierta curiosidad, mientras aliso el mechón de mi cara que tapa la mitad desgarrada por la cicatriz. Pues qué alivio que sus intenciones no sean malas, habría sido el atracador más extraño que hubiese visto jamás. Su cicatriz me atrae como el fuego a una polilla, es…tan horripilante como excitante. Este muchacho es peculiar y si llevo mi mirada hacia su mascota, todavía me lo parece más. Cuando termina de hablar me quedo unos segundos mirando hacia el cielo, como si estuviese esperando que sucediese algo más. Pero no. No sucede.

A diario recibo muchos nombres, algunos buenos y la mayoría no tanto.Comento apoyándome despreocupadamente sobre una de las piedras.-Pero si abreviamos, me llamo…

Antes de que pueda terminar mi frase, un sonido fuerte hace que me oriente hacia él. Una jovencita de tez blanquecina como la leche y pelo violáceo ha hecho aparición entre nosotros. Parece una muñequita de porcelana, qué cosa más preciosa. No puedo evitar sonreír y esperar a que termine de hablar mientras acaricio la piedra sobre la que me sustento. No sabía que la Isla de Samasha se había convertido tan popular, otro dato que me anoto.

Como iba diciendo,-prosigo esta vez mirando a uno y después al otro- mi nombre es Alayne. No puedo decir que mis intenciones sean buenas, ni malas. Porque siempre me acaban sorprendiendo.-Me encojo de hombros esbozando una mueca divertida.-Esta isla me recuerda a mí cuando me levanto por las mañanas, eso es todo. Caótica, fantasmal, grisácea… ¿Y qué trae a dos jovencitos por aquí?
Volver arriba Ir abajo
Alexander
Muerto en Combate
Muerto en Combate
avatar

Cantidad de envíos : 57
Localización : Si no me encuentras comprate un GPS
Fecha de inscripción : 10/12/2010
Reputación : 0
Monedas : 2699

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Dom Feb 06, 2011 5:20 pm

Ante la aparicion de aquella nueva chica, me sorprendi bastante, no esperaba ver a una chica asi por un lugar como este. Iba a comenzar a hablar mas la aparicion repentina de la chica habia asustado a la ardilla la cual se metio entre mi ropa de modo que comenzo a hacerme cosquillas al corretear por mi cuerpo.

-Para... para...

Comence a decir entre carcajadas, retorciendome por el suelo. Finalmente la ardilla salio de mi camiseta subiendose de nuevo a mi hombro, gire mi cabeza mirando a la ardilla con un gesto algo enfadado, Me has hecho quedar mal pense a la vez que soplaba a la ardilla la cual agito la cabeza y se paso las patitas por las cara, subi a la ardilla a mi mano e hice que se marchara en libertad, estaria mejor suelta que conmigo.

-Disculpen el parentesis...

Dije reverenciando a modo de disculpa, luego dirigi mi mirada a la recien aparecida.

-Buenos dias señorita me llamo Alexander Nikolaevich, si no le importa, me gustaria que aportara algun nombre, no me resulta comodo, hablar sin saber como referirme a ti.

Mi mirada se dirigio a Alayne.

-Es un placer conocerte Alayne

Comence a desviar la mirada de una chica a la otra, algo nervioso, como si las observara por primera vez. ¿Por qué todas las chicas con las que me encuentro son tan hermosas? Grite dentro de mi mente mientras me sonrojaba un poco, removi mi cabeza intentando librarme de la dichosa timidez que volvia a apoderarse de mi.

Comence a caminar, en un intento de controlar la timidez, que parecia estar funcionando.

-En cuanto a lo que hago aqui... bueno, nunca habia estado aqui y cuando me pica la curiosidad por algo tengo la necesidad de averiguarlo, vi las ruinas y no pude evitar trastear a ver que encontraba.

Termine de hablar sonriendo mirando a las dos chicas.
Volver arriba Ir abajo
Vee
Renegada Yasgeniod
Renegada Yasgeniod
avatar

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 21/01/2011
Reputación : 0
Monedas : 2610

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Lun Feb 07, 2011 5:27 am

Por suerte, al parecer no me había metido en una conversación ultrasecreta. De hecho, las dos personas ahí presentes ni siquiera se conocían, o al menos eso demostraban. La mujer, Alayne, se terminó de presentar —ya que la había interrumpido con mi improvisada aparición—, sin dejar muy claras las razones por las que se encontraba pululando por la isla. Bueno, no era como si yo tuviese una razón decente, pero esperaba que ella si la tuviese.

Bien no había terminado de presentarse ella, la ardillita en el hombro del muchacho por fin se dio cuenta de mi presencia —hasta el momento había estado muy concentrada devorando su bellota—, y no la tomó muy amenamente. Asustada, la pobrecilla se escondió entre las ropas del chico, y el aún más pobrecillo empezó a retorcerse de la risa en el suelo, pidiéndole a la ardilla que se detuviera. Aunque la escena era demasiado graciosa como para poder ignorarla, otro detalle acaparó mi atención: la cicatriz en el rostro del revolcado. Aunque daba algo de grima —venga, que no debe ser nada bonito que te corten la cara—, tenía una forma bastante curiosa. Casi parecía que, quien sea que le hubiese hecho la cicatriz, se hubiese esmerado en darle la forma que tenía, un tanto artística. Claro, eso no quitaba de debía haberle dolido horrores. Aparte, sus ojos eran cada uno de un color diferente. Interesante.

Pensaba que la ardilla era tu mascota… —comenté, viendo como la ardilla se alejaba de nosotros a toda velocidad.

Una vez el animalillo se fue, la conversación continuó de forma medianamente normal. Paseando mi mirada entre ambas personas —haciendo un esfuerzo extra con Alexander, que por alguna razón caminaba a medida que hablaba—, comencé a hablar de nuevo.

Gusto en conocerlos a ambos. Llámenme Vee —pedí, con amabilidad. Era prácticamente imposible que me presentara con mi nombre, no porque no me gustase o tuviese la necesidad de esconderlo, sino porque me gustaba mucho más la versión acortada—. Sobre el por qué estoy aquí… Bueno, digamos que es simple ocio. Había escuchado por allí acerca de las ruinas de esta isla y simplemente tenía que venir a echar un ojo. Oh, y… vengo en son de paz —concluí, alzando ambas manos para reforzar mi comentario.
Volver arriba Ir abajo
Alayne
Renegada Demonio
Renegada Demonio
avatar

Cantidad de envíos : 61
Localización : En otro mundo
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Reputación : 1
Monedas : 2695

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Mar Feb 08, 2011 7:12 pm

Alzo una ceja mientras soy espectadora de las aventuras de una ardilla entrometida. Asiento ante el comentario dirigido hacia mi persona, sin perder detalle de cómo se está poniendo cada vez más nervioso, pobre. Ya no recordaba esa sensación, hace tanto que la perdí…Acaricio lentamente mi barbilla pero mi atención ahora se centra en la muchacha. Parece que ya nos hemos presentado todos. ¿O tiene que caer alguien más del cielo?

Sonrío con picardía y me rasco la nuca. Con la mano que me queda libre mis dedos bailan contra mi pierna. Los tres hemos coincidido en el día de hoy para hacer la misma excursión. Me pregunto si lo que tienen que ofrecernos este montón de piedras merecerá la pena.


Será mejor que caminemos deprisa, es posible que el cielo no haya venido en son de paz y comience a llover. O quizás no.Me encojo de hombros y me agacho para tomar uno de los escombros entre mis brazos.-Aunque también podéis tomaros algo en lo que queda de la antigua posada.-Me río y avanzo hacia Alexander para entregarle la piedra que he cogido, si no la coge poco me importará que se estampe contra el suelo.-Por mi parte seguiré con la excursión. Si todavía seguís por aquí, os invitaré a un trago a mi regreso, prometido.

Les dedico una última mirada a cada uno y señalo sutilmente a la bota de vino que llevo colgada al cinto. Quizás prefieran quedarse charlando un rato del tiempo, sus hobbies, si las rosas son rojas o rosas… y si deciden acompañarme tampoco estaría mal. Antes de nada, tengo que saber ese por qué que he venido a buscar. Espero unos segundos, sonrío, llevo las manos a mis bolsillos, inicio mis pasos de nuevo y comienzo a silbar.
Volver arriba Ir abajo
Alexander
Muerto en Combate
Muerto en Combate
avatar

Cantidad de envíos : 57
Localización : Si no me encuentras comprate un GPS
Fecha de inscripción : 10/12/2010
Reputación : 0
Monedas : 2699

MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   Lun Feb 14, 2011 5:45 pm

Alayne parecia querer marchar a algun sitio, quiza para seguir alguna investigacion pendiente o a lo mejor por simple placer, en cualquier caso no me gustaba dividir los grupos. Cuantos mas fueramos mejor, asi lo pasariamos en grande todos juntos, aunque esa era mi opinion, tal vez ellas tuvieran una opinion diferente y les gustaba mas la soledad. Ya empezaba a desvariar, pensando sobre las diferentes opiniones que podrian circular a mi alrededor.

Alaye me dio una piedra que habia de los escombros de la ciudad, me desconcerto un poco en cualquier caso lo deje en el suelo, no se para que me lo entrego y no era por hacerla un feo mas no le veia interes a aquello.

Vi como Alayne iniciaba su marcha, nos dio la opcion de acompañarla o quedarnos segun quisieramos nosotros. Me gire hacia Vee.

-Esto... Vee, es un placer conocerte.

Dije haciendo una reverencia.

-En mi opinion deberiamos ir con ella, no me gusta demasiado romper grupos, aunque tampoco es que os conozca demasiado, mas, es mi modo de ser. Sin embargo lo dejo a tu eleccion, pues un caballero debe cuidar de la doncella.

Dije sin incorporarme de aquella reverencia.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una ciudad olvidada   

Volver arriba Ir abajo
 
Una ciudad olvidada
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Museo de la Ciudad: Farmacia La Estrella
» La ciudad sobre el puente
» La ciudad del Alfa y Omega
» Centro Ciudad de New Orleans
» Ciudad de Burgos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Guerra de las Criaturas :: Continente de Vaahl :: Isla de Samasha-
Cambiar a: