La Guerra de las Criaturas

Un foro donde la luz lucha por derrotar a la oscuridad y donde la oscuridad intenta vencer a la luz mediante guerras... ¡un foro de diversión y acción!
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Enlace Rápido
-_
_
-_
_
-_
_
-_
_
_
-_
_
-_
Mercado: _
_y_
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 57 el Vie Sep 17, 2010 9:22 pm.
Últimos temas
» Hola , Hola buenas
Jue Ago 10, 2017 10:48 pm por Arshei

» ¡Oh por dios! Decidme si no es verdad.
Vie Ene 30, 2015 12:30 am por Amy Sunie

» En otro lugar...
Vie Sep 20, 2013 9:23 pm por Amy Sunie

» Ascensión [El Fin de Yggdrasil]
Miér Sep 11, 2013 12:38 am por Aspicious

» La peticion
Lun Jul 01, 2013 3:25 pm por Dakros

» buscando rol, 2 xD
Sáb Jun 22, 2013 12:34 am por Zent

» El Templo de Samasha del Cielo [Amy y Lucius]
Mar Jun 18, 2013 7:11 pm por Amy Sunie

» Ataque al mausoleo [Misión - Éter]
Jue Jun 13, 2013 2:39 pm por Éter

» [Libre] Armando
Dom Jun 09, 2013 2:10 am por Zent

El Consejo: Staff de Creatures Wars

Scarlett Reed (Axel Foley)
Lucius
Eliah
Auron
Aspicious

Los posteadores más activos del mes
© Copyright
Obra original creada por Arshei y heredada por Axel Foley / Scarlett Reed.
Diseño de la página por Aspicious sobre el soporte de foroactivo.
Mantenimiento por Lucius y el Consejo de Creatures Wars.
El contenido íntegro de esta página es totalmente original.

~ Afiliados ~
Eternity

Dangerous World

Vampirelandia

Dragonmasters

Lune Noire

The Urban Legend

Facing Dark

Bvlgaria

Yéni Únótime

Acle City

Guerra Biblica

Distopía

Fabulam Renascor Sum

Game Over

Star Wars : Force Universe

Pokemon World Battle

Instituto Honan II

Gothic Princess

Hybrid City


Comparte | 
 

 Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]

Ir abajo 
AutorMensaje
Caeli
Demonio Fem.
Demonio Fem.
avatar

Cantidad de envíos : 519
Localización : En las Estrellas...
Fecha de inscripción : 06/12/2010
Reputación : 6
Monedas : 3274

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]   Lun Feb 14, 2011 5:53 pm

La noche caía sobre los Desiertos cálidos del sur. Una infinita capa de luminosas estrellas bañaba el infinito firmamento, reinando en él una gran y misteriosa luna que parecía observarlo todo omnisciente con sus grandes ojos y una amplia sonrisa.

Caminaba con tranquilidad por las dunas, con el aura suprimida y los pies descalzos. La arena bajo mis pies ya no desprendía el calor abrasador que había acumulado durante el día, ahora por el contrario estaba fría, helada, ya no había nada que le diese calor. Había salido a pasear, como solía hacer cada cierto tiempo para relajar mi alma, por puro placer. Aunque en esta ocasión, lejos de buscar el amparo de la naturaleza, había venido a explorar un lugar mucho más hostil. Eso sí, mejor explorar el desierto cuando el sol no lo abrasa todo, aunque con ello tengas que sacrificarte a llevar una vestimenta más de abrigo. Me gustaba sentir la fría arena bajo mis pies para variar. Una túnica oscura cubría todo mi cuerpo hasta los pies, incluyendo con ello la capucha que me cubría la cabeza, haciendo que una profunda sombra oscura se cerniera sobre mi rostro angelical, impidiendo que se apreciara el más mínimo rasgo, a excepción de la boca, ya que sólo se podía apreciar mínimamente por debajo de la nariz sin incluirla a ésta. Me erguía con majestuosidad bajo mi capa.

En Eliria no se podrían observar las estrellas con la misma claridad, las luces de las calles, las casas y los comercios nublarían la apreciación de dicho paisaje. A pesar de ser un ser de oscuridad, no podía evitar la atracción que me ejercían las maravillas de la Naturaleza, que los dioses en armonía habían creado para los humanos. ¿Por qué ellos merecerían tal regalo? Desconocía la respuesta, pero aun así los envidiaba por ello.

No había lugar alguno en bastantes kilómetros a la redonda en el que poder esconderse y el ambiente estaba en calma -muy en calma-. Esperaba pasar una velada tranquila y en solitario. Sin embargo, el viento me avisaría de cualquier visita, ya que traería consigo una perturbación en la tranquilidad del aire de la que nadie podría escapar, a menos que pudiese controlar dicho elemento y hubiera sido previsor, cosa que dudaba sucedería dado que nadie se esperaría encontrar una presencia inesperada en estas tierras a altas horas de la noche. O quizás me equivoque...


OFF: Edit, ya estás agregado, Itami. Bienvenido! ^^


Última edición por Caeli el Mar Feb 15, 2011 6:13 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Steve

avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 23
Fecha de inscripción : 27/01/2011
Reputación : 0
Monedas : 2688

MensajeTema: Re: Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]   Mar Feb 15, 2011 12:02 am

-Buen momento para salir pasear, decía. Será divertido conocer mundo, decía. ¡Y ahora me encuentro con que me ha oscurecido en medio del desierto!- me quejaba, paseando por aquel laberinto de arena, que cuanto más andaba más perdido me veía... mi salvedad era que llevaba provisiones de sobra, y al bueno de Ozi si todo eso fallaba.

Llevaba el aura suprimida, pues en cierto sentido había salido de caza, llevaba todos los artilugios encima, o más bien debajo, pues iban todos ocultos bajo una gabardina blanca con algunos motivos abstractos en negro y. además de todo aquello, como siempre que salía de caza; llevaba el peinado orientado de forma distinta, dejando a la vista mi "ojo de vampiro" para ganarme la confianza de mis víctimas y asesinarles luego con una puñalada trapera. Oz llevaba un pequeño peto de cuero que yo mismo preparé, lleno de bolsillos, para llevar algunas armas pequeñas de poco peso, por si me hacían falta en un momento de peligro. El peto estaba preparado expresamente para que no pesase mucho y no le restase movimiento, si le pesase sí que sería un peligro, pues perdería su velocidad natural.

Lo más sensato en esos momentos sería montar un campamento, pero con la ignorancia de no saber cuando puede haber una tormenta de arena, tendría que buscar antes algún lugar donde poder esconderme si me sorprendiera durmiendo... aunque a mi alrededor... "¡Arena, arena y más arena! Si lo llego a saber me traigo algo para hacer un magnífico castillo de arena y refugiarme..." ironizaba en mi mente sobre mi situación, mientras seguía andando sin rumbo... algún día se tendría que acabar el desierto si continuaba andando ¿no?.

Cuando pensaba en que la tranquilidad se haría con el lugar pude ver una silueta sombría que bailaba con el fondo estrellado, no estaba seguro de si era humana, animal o vegetal... pero el hecho era de que no estaba solo en aquel peligroso lugar. Comencé a acercarme con cuidado, haciéndole una señal a Oz para que se alejase y ayudarme por si quería hacer una futura emboscada por su parte. Andaba en solitario hacia aquella figura, con todos mis sentidos atentos, mientras el lobo me vigilaba a lo lejos... oculto en el mar de arena.
Volver arriba Ir abajo
Itami

avatar

Cantidad de envíos : 5
Localización : Tallando tu tumba
Fecha de inscripción : 27/01/2011
Reputación : 0
Monedas : 2655

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]   Mar Feb 15, 2011 6:37 pm

Lagartijas, serpientes y algún extraño ave eran lo único que el cazador había encontrado durante su estancia en el desierto. Se encontraba allí porque había oído un rumor sobre el echo de que algunas criaturas brillantes y especiales se habían decidido a acampar en aquel lugar y como buen ciudadano, o mas bien porque el aburrimiento había podido con el, había ido a darlas caza si es que existieran, pero lejos de lograrlo solo había logrado encontrar pequeñas alimañas que vivían entre las arenas, esperándose las unas a las otras para darse un festín nocturno algo que a Itami le resultaba entrañablemente traicionero.

Al menos si no encuentro a nadie podré comer serpiente, he oído que sabe a poyo, será verdad?

Una joven culebra que creyendo no ser vista se acercaba al cazador, paró y se enterró en la arena como si hubiera logrado entender las palabras del humano, si bien en realidad lo que había ocurrido era que al llegar a pocos metros de este, el perro infernal que siempre acompañaba al cazador había hecho saltar los sentidos de alerta de la víbora la cual no había tardado demasiado en sentir el aura de muerte que le rodeaba.

Pocos minutos después, gracias a la supresión de su aura y la de su can infernal logró sentir dos auras que o bien también estaban suprimidas o bien eran débiles, mas otro aura extra de un animal demasiado poderoso para ser un ser normal... Lo cual solo significaba una cosa, había un ser indefinido en aquel lugar, acompañado, que acechaba o acechado por un cazador al que como solía ocurrir no se le había pasado por la mente ordenar a su compañero que redujera su aura... Un fallo típico que había delatado a lo largo del tiempo a muchos de los de su profesión, quedándose como anécdota, ya que pocos o ninguno de los cazadores que cometían algún error seguían vivos.

Sin pensarlo el cazador se echó al suelo, anulando cualquier presencia de su aura hasta un límite que casi nadie era capaz de igualar gracias a su entrenamiento en sigilo (habilidad física) que no solo le otorgaba silencio al moverse, si no un mayor control de todos y cada uno de sus aspectos delatores incluido su olor, algo que acostumbraba a ocultar por sus cacerías con hombres lobo de la manera mas sencilla... Poniéndose a contra viento, lo que en aquel momento no le hizo falta hacer, al encontrarse ya en aquella posición estratégica, en la cual el viento que había en el aire se dirigía desde la posición de las otras criaturas hasta la suya propia, enviando cualquier rastro de aroma a la dirección contraria.

Perfecto... Ahora veamos. La piedra de mi cinturón no emite brillo alguno, así que ninguno de estos es una criatura del bien... La figura encapuchada tiene un residuo aural oscuro mas propio de los demonios y el otro sujeto un aura neutral... Eso junto a su acompañante me hace ver que es un jodido cazador neutro... que asco igual debería matarlo... Aun así no son las presas que estaba buscando y son solo dos... Tendría que matar a uno sin que me detectara y divertirme con el otro en combate arriesgándome a perder energía y a no poder eliminar a los seres que he venido buscando. Tendré que buscar otro tipo de diversión con estos.

Mientras una sonrisa macabra recorría el rostro del cazador este se levantó del suelo, manteniendo su aura en una completa supresión que le haría parecer un simple mortal y sin preocuparse de cualquier sistema de rastreo que llevara el cazador gracias a esto mismo y a que posiblemente ya estuvieran detectando al demonio, tras lo cual, haciendo un gesto al perro para que se quedara en el sitio a la espera también con su aura bajo los mínimos normales, comenzó a caminar con tranquilidad hacia la figura encapuchada como si solo hubiera descubierto a esta y con una sonrisa amigable en la cara, parando a escasos metros de esta. "¡Ligths on!"

Buenas noches tenga usted... Siento si causo alguna molestia pero verá... Soy el salvador de una aldea nómada cercana y mi trabajo como mi título indica es buscar por el desierto a cualquier pobre y desafortunado ser que se haya perdido en la fría noche... Vista vuestra tranquilidad he de asumir que no es e caso, mas me tranquilizaría oírlo de vuestros labios, sabiendo además si os molestaría mi compañía en este solitario lugar. Oh que descortés por mi parte... Mi nombre es Stein... Ahora... Se encuentra bien?

OFF: Dado que los animales también tienen aura y el tuyo es maestro he puesto que le detecto al no estar suprimida, espero no haberte molestado. Disculpad mi lenguaje mental xD
Volver arriba Ir abajo
Caeli
Demonio Fem.
Demonio Fem.
avatar

Cantidad de envíos : 519
Localización : En las Estrellas...
Fecha de inscripción : 06/12/2010
Reputación : 6
Monedas : 3274

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]   Mar Feb 15, 2011 8:52 pm

Una estrella fugaz surcó el cielo estrellado. Esbocé una pequeña sonrisa, conmovida ante tal visión. Había oído que eran frecuentes las tormentas de arena en el desierto y que eran precedidas por una solemne calma. El tiempo que transcurriría hasta entonces no lo podía dilucidar, pues no podía predecir tal cosa. Sin embargo, permanecería alerta, para abandonar el desierto con la mayor premura si comenzaba a notar los primeros síntomas. Por ahora, la calma seguía siendo abrumadora.

Percibí entonces un aura que parecía neutral, sin embargo era la primera vez que sentía un aura parecida, podía decir que fuese de un animal, aunque no sabía con certeza cual. Notaba su presencia cada vez más cercana, a mi espalda, aunque por un instante se desvió a un lado y debo admitir que aquello me desconcertó, pero aun así mantuve mi semblante sereno. Pero de repente me sorprendió una voz al otro lado. Me volví instintivamente hacia el origen, esto sí que me había pillado desprevenida y en cierto modo me sobresaltó. “¿De dónde ha salido? No le he presentido... ¡Ni siquiera ha perturbado el aire con su aparición! ¿Qué es...?” Sin embargo, tuve la oportunidad de apaciguarme a medida que escuchaba sus palabras y veía que no tenía malas intenciones, o eso aparentaba. Pero lo cierto fue que en cierta medida, sus palabras, me parecieron sinceras y eso me tranquilizó ligeramente.

Le observé con una mirada que le analizó de arriba a abajo, imperceptible tras la sombra de mi capucha. Parecía humano, un simple mortal, sin embargo... Me inquietaba no haberle podido detectar, me daba cuenta de que también ellos -o al menos éste-, sabían controlar su aura. Pero en éste además me sorprendía también el sigilo con el que se me había acercado, como para no darme cuenta de su presencia.

Antes de darle una respuesta, y sin apartar la mirada de aquél hombre silencioso que me había hablado, me cercioré de que el animal no me fuese a atacar mientras entablaba una conversación con el humano.

- En realidad, me sorprende haber topado con alguien por estos lares en mitad de la noche. Pues esto está, valga la redundancia, “desierto”... -Dije con calma en un principio, sin retirarme la capucha-. Admiro vuestro coraje, caballero. Sin embargo, lamento desilusionaros, pues como bien habéis deducido, no estoy desorientada, precisamente.

Aparté por un instante la mirada, me sentía acechada en cierto modo, pero no por él. Había algo más allí, alguien... Y aun no había averiguado qué clase de animal rondaba por allí. La luz de la luna bañaba el mar de arena con un tono tenuemente azulado. Mi mirada abarcó en un instante todo el terreno cercano. “No te escondas, sé que estás ahí... seas lo que seas... ”

Me volví de nuevo hacia el mortal que muy educadamente se me había presentado, esbozando una pequeña aunque torcida sonrisa.

- Discúlpeme, el desierto durante la noche puede ser traicionero. Y presiento que no estamos solos... -Comenté, con una mirada desconfiada fija por un instante aun en lo desconocido, me volví de nuevo hacia él realizando una pequeña inclinación de cabeza, sin retirarme aun la capucha-. Soy Caeli...

Dije finalmente, ya que debido a aquella sensación me había costado pronunciar mi nombre en un principio. Con esto, volví a erguirme posando de nuevo mi mirada en el mortal, esperando que él también se hubiera dado cuenta, ya que aquello me quitaría algo del peso de la inquietud que en ese momento sentía y me hacía desconfiar, no de mi sombra, pero sí de algo que estaba muy cerca de ella...
Volver arriba Ir abajo
Steve

avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 23
Fecha de inscripción : 27/01/2011
Reputación : 0
Monedas : 2688

MensajeTema: Re: Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]   Mar Feb 15, 2011 9:39 pm

Desde mi posición pude observar fácilmente como alguien se acercó a hablar con aquella mancha negra sobre las constelaciones "Jum... esto no pinta bien. Pasemos al plan B..." pensé, con una disimulada sonrisa en mis finos labios. Me agaché en mi posición, soltando la gabardina blanca que llevaba, dejando allí todos mis artilugios de cazador... claramente había indicios del lugar para encontrarlo en un futuro. Solamente llevaba conmigo una daga de plata, de "herencia" familiar. Saqué de la gabardina que solté unos cuantos complementos, todos de mis progenitores vampiros... con eso, mi delicada labia, mi "defecto" ocular y mi aura suprimida sería muy complicado que alguien supiese realmente que no me trataba de uno de ellos.

Volví a levantarme del suelo, tras prepararme, guardando la daga en uno de mis tobillos... con el pantalón era imperceptible para cualquier persona que no supiera de antemano que estaba allí. Aclaré un poco mi voz, haciendo el mínimo ruido posible, comenzando a andar hacia la pareja que se mostraba frente a mi... todos mis pensamientos solo calculaban una minuciosa estrategia, parecida a la que hasta ahora había seguido para cazar a los seres de la noche.

"Veamos... en primer lugar, esperemos que sean humanos, así habrá menos problemas... pero si no lo son debo de pensar en un plan. Podría fingir un ataque... aprovechando la presencia de Oz en los alrededores, así me ganaría su confianza y compasión a una velocidad de espanto. La otra posibilidad es que, aún siendo seres de la noche, pueden ser mestizos o licántropos... por lo que un odio hacia mi sería lo más seguro, en tal caso, intentaría labrarme un buen pasado... ¿quizás una vida en parsimonia con licántropos?" pensaba, mientras andaba, cuando estuve a la distancia propicia comencé a interpretar mi papel.

Llegué por la duna cercana, corriendo, intentando aparentar cansancio... incluso el jadeo parecía real. Me paré frente a ellos, apoyando las manos en mis rodillas, con un rostro cansado a la par que asustado -¿Podríais hacer como que me conocéis? Por favor, seguro que si estoy acompañado se olvidan de mi... necesito ocultarme... me está siguiendo un caz..unos hombres a los que le debo dinero...- decía, muy nervioso "Je... hasta las equivocaciones pensadas se me dan bien" pensaba, mientras miraba a ambos.

Uno de ellos parecía un mero humano... no notaba ningún aura poderosa, mejor dicho, no notaba ningún aura... así que lo más seguro fuera alguien con bastante conocimiento teórico-práctico sobre las auras o, lo que es más probable, se trataba de un cazador a punto de hacer su trabajo "Maldita sea..." pensé para mi, aunque nada de ese odioso pensamiento se reflejó en mi.


Off: No te preocupes Itami, simplemente tuve que cambiar la táctica que Steve ha usado para acercarse a Caeli. Y no te preocupes por el lenguaje, es lo de menos xD
Y por si no lo sabéis; el "defecto" ocular que ha dejado a la vista Steve es un ojo rojo que tiene, normalmente anda oculto bajo el flequillo y sólo se ve su ojo normal, pero en esta ocasión le convenía.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]   

Volver arriba Ir abajo
 
Un mar de arena helada [Steve, Itami y Caeli]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Reloj de arena...
» HUELLAS EN LA ARENA
» EIN - [Canditatura Final Copa A] Commerzbank-Arena
» castillos de arena (mision)
» Registro de Itami

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Guerra de las Criaturas :: Continente de Vaahl :: Desiertos calidos del sur-
Cambiar a: