La Guerra de las Criaturas

Un foro donde la luz lucha por derrotar a la oscuridad y donde la oscuridad intenta vencer a la luz mediante guerras... ¡un foro de diversión y acción!
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Enlace Rápido
-_
_
-_
_
-_
_
-_
_
_
-_
_
-_
Mercado: _
_y_
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 57 el Vie Sep 17, 2010 9:22 pm.
Últimos temas
» Hola , Hola buenas
Jue Ago 10, 2017 10:48 pm por Arshei

» ¡Oh por dios! Decidme si no es verdad.
Vie Ene 30, 2015 12:30 am por Amy Sunie

» En otro lugar...
Vie Sep 20, 2013 9:23 pm por Amy Sunie

» Ascensión [El Fin de Yggdrasil]
Miér Sep 11, 2013 12:38 am por Aspicious

» La peticion
Lun Jul 01, 2013 3:25 pm por Dakros

» buscando rol, 2 xD
Sáb Jun 22, 2013 12:34 am por Zent

» El Templo de Samasha del Cielo [Amy y Lucius]
Mar Jun 18, 2013 7:11 pm por Amy Sunie

» Ataque al mausoleo [Misión - Éter]
Jue Jun 13, 2013 2:39 pm por Éter

» [Libre] Armando
Dom Jun 09, 2013 2:10 am por Zent

El Consejo: Staff de Creatures Wars

Scarlett Reed (Axel Foley)
Lucius
Eliah
Auron
Aspicious

Los posteadores más activos del mes
© Copyright
Obra original creada por Arshei y heredada por Axel Foley / Scarlett Reed.
Diseño de la página por Aspicious sobre el soporte de foroactivo.
Mantenimiento por Lucius y el Consejo de Creatures Wars.
El contenido íntegro de esta página es totalmente original.

~ Afiliados ~
Eternity

Dangerous World

Vampirelandia

Dragonmasters

Lune Noire

The Urban Legend

Facing Dark

Bvlgaria

Yéni Únótime

Acle City

Guerra Biblica

Distopía

Fabulam Renascor Sum

Game Over

Star Wars : Force Universe

Pokemon World Battle

Instituto Honan II

Gothic Princess

Hybrid City


Comparte | 
 

 Sendero hacia la Verdad [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lucius
Rey Ángel
Rey Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 880
Localización : Allá donde la Luz haga aparición
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Reputación : 14
Monedas : 2745

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Miér Mayo 30, 2012 12:20 pm

Llevaba días encerrado en mis aposentos, sin apenas poder siquiera dormir. Había dado orden de que nadie me molestase porque quería estar solo, completamente solo. Incluso había cerrado las cortinas, no quería ver la luz... Esa brillante y pura luz con la que durante tanto tiempo Acrisea había iluminado mi camino. Pero ahora me encontraba en medio de una encrucijada, un caos y su luz no me servía de guía, ya no...

¿Qué me estaba pasando? ¿Por qué deseaba tanto huir de la luz y guarecerme en la oscuridad? ¿Por qué no quería recibir visitas? "Las relaciones sociales son buenas para el alma." Era lo que solía decir mi madre en momentos de depresión emocional. Pero yo estaba cayendo en medio del caos, de la incomprensión... Me estaba encerrando en mi mismo.

Era la primera vez que una situación como ésta se me escapaba de las manos. Hasta ahora yo había sido quien llevaba las riendas de mi vida, no que la vida me estuviera controlando a mí. Siempre había sido una persona bastante equilibrada, pero desde que perdí a mi hermana esa serenidad, ese equilibrio escaparon de mi ser. Ahora era mucho más impulsivo, premeditaba mucho menos mis acciones. Antes era mucho más perfeccionista y calculaba al detalle todo lo que hacía para que nada pudiera deteriorar mi estatus social. Pero ahora era mucho más despreocupado.

La cabeza me iba a estallar. Las cuatro paredes de mi habitación comenzaban a agobiarme. Malhumorado, salté de la cama, que estaba echa un desastre y abrí las cortinas de par en par. Ya había anochecido. Suspiré aliviado y entonces abrí la ventana y me dejé caer al vacío extendiendo mi doble par de alas emplumadas como el marfil.

Era una sensación tan relajante, sentir que nada te sostenía y que en cualquier momento podrías estrellarte contra el suelo y terminar así con tu desastrosa vida... Pero batí mis alas enderezando el vuelo, comenzando a alejarme hacia el horizonte.

Por unos minutos pude olvidarme de todo y sentir el aire azotarme la cara a medida que avanzaba.

Salí del Reino Oficial, pero no me dirigí al Renegado sino que me adentré algo más allá de la profundidad del Cielo. No volaba errante, sabía muy bien a donde me dirigía. Mi madre me había traído aquí cuando era pequeño. Era un recuerdo vago, porque hacía mucho que no lo visitaba. Aunque en mi adolescencia hubiera venido alguna vez aquí. Pero nunca nadie, a parte de mi madre, había estado conmigo antes aquí.

Comencé a descender de altitud, hasta que terminé por aterrizar sobre la copa de una montaña solitaria. Era un lugar bastante alto, aunque no había vegetación debido a que tan arriba era complicado. Pero las rocas eran de un tono arenoso muy claro. Había un sendero de tierra, que seguramente llegaría bordeando la montaña hasta la parte de abajo. Pero donde yo iba era al lugar que había en la cima.

Sobre una base de mármol blanco muy parecida a la que erificaba al Templo Angelical, se erigían unas hermosas y bellas columnas que recibían la entrada a un pequeño templo. En el dintel, sobre el símbolo de Samasha, había unos grabados que representaban las escenas de una pareja de enamorados, así como la representación de una mujer ayudando al necesitado. No tenía paredes, sólo las columnas. Y por la parte del fondo había un pequeño balcón en cuya piedra había tallado un sillón, que daba directamente al precipicio.

Era el templo de Samasha que había en el Cielo.

Crucé las columnas hacia el interior, acercándome al balcón. Y allí, tras arrodillarme de lado en el sillón de piedra, apoyándome en la barandilla, rompí a llorar.

No sé el tiempo que pasé allí, estaba agotado. Por no salir de mi habitación hasta había dejado de comer y de beber. Aparte de las ojeras por no dormir, mi aspecto se había desmejorado bastante y aun me dolía el pómulo por culpa del puñetazo que Demian me había dado.

- Demian... ¡Ese maldito demonio tiene la culpa de todo! -Me dije. Todavía estaba enfadado con él. Pero de no haberme encontrado en las condiciones físicas y psíquicas que me encontraba, jamás hubiera maldecido contra él-. Y Amy... -Las lágrimas volvieron a resbalar por mis mejillas-. Ella no tiene la culpa de todo esto... Pero es la que más va a sufrir... ¡Soy una persona horrible!

Golpeé el respaldo del sillón de mármol con el puño cerrado con furia. El impacto me destrozó los nudillos, comencé a sangrar... La respiración se me agitó, mezclándose con un ahogado llanto de impotencia... La vista se me comenzó a nublar repentinamente y a faltarme el aliento.

- No quiero... hacerle... daño... -Exhalé estas palabras con mi último aliento antes de perder el conocimiento. Aunque yo no me acuerde de esto...

_________________
Lucius

Lucius


DiálogoPensamientosNarración

Diario de Lucius
Carisma Presencia Observador
Enamoradizo Perfeccionista
Volver arriba Ir abajo
Amy Sunie
Renegada Líder Ángel
Renegada Líder Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 876
Localización : En un país multicolor, en el cual nació una abeja bajo el sol.
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Reputación : 5
Monedas : 3241

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Jue Mayo 31, 2012 12:37 am

Ya estaba a punto de dormir, y tenía el camisón blanco puesto, y el pelo recogido en la nuca, para que no se estropeara durante mi sueño. Pero antes de irme a mi aposento, en el piso superior, quise mirar por la ventana del vestidor por un momento. Me apoyé en el alféizar de la ventana, y la abrí lentamente, mirando la Luna asomar por encima de las copas de dos majestuosos árboles allí en el bosquecillo.

Y como fugazmente, vi que cruzaba la Luna una sombra, y en ese momento, noté cómo una punzada en la espalda. El aura que vislumbré...Debía ser Lucius. Era inconfundible. Lo peor de todo es que se iba lejos, y a saber por qué. ¿Le habría ocurrido algo? Por su forma de volar, no parecía muy contento. Vi cómo se dirigía hacia una montaña, allá a lo lejos. Su sombra era apenas un puntito que se fundía con la oscuridad de la noche. Sin pensármelo dos veces, salté por la ventana y desplegué mis alas sacándolas por la media espalda descubierta del camisón, también llamado escote de espalda. Entonces se me deshizo el moño, por el azote del aire en ese momento, y se dejó mis cabellos caer por mi espalda.

Y entonces fui detrás de él, a una distancia prudente, mientras suprimía mi aura. No quería sorprenderle por detrás, y que se asustara, o no sabía. Cualqueir cosa podría ocurrir estando en el estado que creía que estaba.


Al final descendió en la cima de una montaña, frente a un templo.... Un templo de Shamasha... la diosa a la que más veneraba yo. Entró por la puerta principal, y para que no me oyera entrar, traté de acercarme lentamente, aunque al principio no me acerqué mucho al templo, escondiéndome tras los pilares. Tenía una mejilla enrojecida y algo amoratonada. Y echó a llorar. Me hubiera acercado a él y le hubiera consolado si no fuera porque me sentía mal por seguirle en secreto. Y habló de DEmian... ¿Aquel Demonio? Y yo...no tengo la culpa.. ¿De qué?¿Y por qué iba a sufrir?

Y se machacó los nudillos contra la piedra justo entonces. Parecía muy furioso...Y muy dolido...


Entonces cayó al suelo, y entonces sí que no pude aguantar más. Me puse frente a él, y le puse la mano sobre la frente, mirándole con la mirada tierna. Apenas me vería, y eso lo sabía. No podría alimentarle, pero podría tratar de influirle algo de luz en él para ver si mejoraba. Tenía que estar muy mal. Parecía bastante magullado.
Volver arriba Ir abajo
Lucius
Rey Ángel
Rey Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 880
Localización : Allá donde la Luz haga aparición
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Reputación : 14
Monedas : 2745

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Jue Mayo 31, 2012 12:11 pm

No sé cuánto tiempo pasé inconsciente, ni si quiera si llegué a estarlo realmente, pero lo cierto era que me sentía flotar en una infinita oscuridad... Y no sabía por qué, pero podía ver también su cara... Era como un recuerdo, difuminada, pero sonreía y él me la contagiaba a mí.

Sentí una mano cálida sobre mi frente y una sensación de bienestar que no podía explicar. Abrí los ojos, o más bien los desvié desde el punto de oscuridad en donde estaban distraídos, hacia el origen de dicha calidez, posándose en sus hermosos ojos tan verdes como dos esmeraldas... Rebosaba un aura tan acogedora que me hizo sentir como en casa.

- Gracias, mam... -Pero me interrumpí a observarla mejor. Y me di cuenta de que no se trataba de mi madre. No, yo ya no tenía cinco años. Y ella... Era la mujer más bella que había visto jamás... Parecía rodearla un luminoso halo divino... Sus rasgos eran tan finos y delicados y su cabello castaño tan largo fino y sedoso... Diría que su belleza era casi divina-. No... No puede ser... ¡Has venido! -Exclamé emocionado-. Creí que eso sólo sucedía en las leyendas, pero estás aquí...

Traté de incorporarme fascinado, creyendo estar viendo a la propia Samasha.

- ¡Me siento tan afortunado! -La abracé emocionado, en un gesto de efusividad. No sabía si estaría permitido hacer eso con una diosa, pero no lo pude evitar.-. Te necesitaba tanto... A ti y tu divino consejo... Gracias por venir, Samasha... Gracias... -Le dije, aun abrazado a ella.

Su aroma me recordaba mucho al de Amy, pero quizás usasen el mismo perfume, así que no le di demasiada importancia y me separé, contemplándola por unos instantes todavía emocionado.

_________________
Lucius

Lucius


DiálogoPensamientosNarración

Diario de Lucius
Carisma Presencia Observador
Enamoradizo Perfeccionista
Volver arriba Ir abajo
Amy Sunie
Renegada Líder Ángel
Renegada Líder Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 876
Localización : En un país multicolor, en el cual nació una abeja bajo el sol.
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Reputación : 5
Monedas : 3241

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Jue Mayo 31, 2012 12:31 pm

Parece que al poco tiempo de poner mi mano en su frente, despertó lentamente, como si aún estuviera soñando o algo así. Y me lo agradeció... pero ¿Me lo parecía o iba a decir "madre"? No, iba a decir mamá. Sin embargo, parecía estar sorprendido de que viniera. Y hablaba de leyendas...

Y se levantó con dificultad y me abrazó, gesto que yo le devolví suavemente, acariciándole la nuca con la mano.

Se dirigía a mí... ¡Como si yo fuera Samasha!¡No puede ser!¿Yo comparada con Samasha?

En cualquier caso, no me alarmé. Debía mantener la calma, por su bien.

Sí, he venido, Calei... He venido a ayudarte en lo que necesites hoy...

Respondí, sin hacer alusiones a mi propia persona. Quizás el que él me viera como Samasha podría ayudarle, y no quería apartarle ese pensamiento por ahora.


Entonces nos separamos levemente, y cerré los ojos por unos segundos, volviendo a abrirlos con tranquilidad, y esbozando una ligera sonrisa hacia él.

Tu voluntad de solucionar tus problemas es muy fuerte. Pocas personas se disponen a hacer algo con tanto fervor. No te puedo decir que lo sepa todo, asi que, si lo deseas, cuéntame qué te ocurre

Repuse acercando una mano a su rostro, y acariciando la mejilla con un pulgar, siempre con el mismo tono de voz calmado
Volver arriba Ir abajo
Lucius
Rey Ángel
Rey Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 880
Localización : Allá donde la Luz haga aparición
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Reputación : 14
Monedas : 2745

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Jue Mayo 31, 2012 3:13 pm

Volví a sentarme en el sillón de piedra, sin dejar de contemplar su bella y divina estampa a la luz de la luna. Sus palabras me reconfortaron y me hicieron sentir lo suficientemente confiado como para contarle todo lo que me había sucedido. "¡Ay, es tan cálida y comprensiva!" Pensé mientras suspiraba. Todavía me emocionaba.

- He hecho algo terrible, Samasha... -Mi semblante emocionado tornó enseguida a uno culpable. Volví a suspirar, tratando de contener las lágrimas que al recordar lo sucedido pretendían aflorar, mientras pensaba en cómo comenzar. Estaba demasiado sensible y emocionado por todo lo sucedido-. Supongo que conocerás mi historia... Cuando era pequeño vine aquí con mi madre... Y siempre que he necesitado estar solo, siempre acudía aquí para pensar y desahogarme. Pero las anteriores veces, aunque te sentí muy cerca, nunca apareciste ante mí... -Bajé un instante la mirada, apesadumbrado-. Por eso supongo que tú también te habrás dado cuenta de que algo grave me sucede y por eso has decidido personificarte esta vez... ¿No es así?

La observé esperanzado. Realmente no necesitaba respuesta a aquello, la prueba estaba en que estaba ahí, frente a mí. Había venido a consolarme y eso no lo podía dejar pasar. Volví a suspirar, para proseguir con mi relato.

- Desde pequeño siempre me he sentido especialmente atraído por los varones, aunque las mujeres para mí hayan sido como una especie de ente superior a las que me sentía alentado a adorar -Comencé, sintiendo la confianza que Samasha irradiaba por sí sola-. Enamorarme lo que se dice enamorarme, realmente nunca me había pasado... Sin embargo eso cambió cuando conocí a la bella Amy, o eso he venido creyendo durante todo este tiempo... Ella, desde el momento en que la conocí, siempre ha sido muy atenta conmigo, ha estado ahí para cuidarme y aconsejarme cuando lo he necesitado. Es la mujer perfecta para mí, yo necesito a mi lado a alguien que me cuide y se preocupe por mí. Y, ella parece estar dispuesta a ello... Hace unos días, coloqué un anillo de pedida en su dedo y pude ver en sus ojos que eso la convirtió en la mujer más feliz del mundo... Pero yo... -Suspiré, bajando la mirada con pesadumbre-. Antes lo tenía muy claro, deseaba que ella fuera mi esposa y la madre de mis hijos. Eso... no ha cambiado. Sin embargo, mis sentimientos por ella, de un tiempo a esta parte, han cambiado... ¡La adoro! -Exclamé, con firmeza-. Y la quiero muchísimo. Es la persona en quien más confío, ¡uno de mis pilares más importantes! Pero... creo que mis sentimientos hacia ella, no son tan puros como los que ella emana hacia mí...

Hice una pequeña pausa, necesitaba tomar aire y pensar en lo siguiente que iba a contarle.

- Cuando me empecé a sentir así, creía que era por todo esto de la boda... Que quieras que no, ¡impresiona! Pero, mis dudas se acrecentaron al conocerle... Él me ha hecho sentir algo que nunca antes había sentido... Había escuchado algo de que, cuando estás enamorado sientes "mariposas en el estómago"... Y uno puede pensar que se trata de una tontería hasta que realmente lo sientes en tus carnes. Y es que hasta la fecha, él es el único que me ha hecho sentir así... -Bajé la mirada de nuevo, esta vez se me sobrecogió un nudo en el pecho, la boca se me aguó y de mis ojos comenzaron a brotar las lágrimas de impotencia, de dolor-. Sé que le he hecho mucho daño al contarle que me voy a casar... Pero tenía que serle sincero. Y, aun así... Este dolor me está matando... Me duele el pecho, me cuesta respirar, siento que el corazón se me desboca y no puedo pararlo ni controlarlo... Sólo sé que a cada segundo que paso lejos de él muero lentamente...

Las lágrimas goteaban de mis ojos, no podía pararlas, aquella sensación al haber ido nombrándola, había vuelto a apoderarse de mí. Tuve que tomarme unos segundos para volver a respirar y poder proseguir con todo esto. Cuando eso sucedió, le devolví la mirada a Samasha, con los ojos rojos de tanto llorar y el rostro empapado de lágrimas.

- Samasha, estoy en una encrucijada... -Le dije mirándola con los ojos llorosos-. No quiero hacer daño a ninguno de los dos, aunque sé que en estas circunstancias, es siempre inevitable que alguien vaya a salir dañado... Pero, ¡tampoco quiero perderlos! ¡A ninguno de los dos! Y es que... Sé que tengo que elegir... Pero no sé qué hacer... No quiero renunciar al matrimonio con Amy, porque... Independientemente de los sentimientos que podamos sentir el uno por el otro, están nuestros pueblos... ¡Nuestros reinos! Y para ambos es primordial el poder unirlos, para que en el Cielo no existan fronteras que dividan los territorios como lleva viniendo siendo así desde hace mucho tiempo... Y... con Demian... es que simplemente lo amo y me gustaría poder estar con él...

_________________
Lucius

Lucius


DiálogoPensamientosNarración

Diario de Lucius
Carisma Presencia Observador
Enamoradizo Perfeccionista
Volver arriba Ir abajo
Amy Sunie
Renegada Líder Ángel
Renegada Líder Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 876
Localización : En un país multicolor, en el cual nació una abeja bajo el sol.
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Reputación : 5
Monedas : 3241

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Jue Mayo 31, 2012 4:00 pm

Me quedé frente a él de pie, y al verle sentarse, me arrodillé en el suelo para tratar de escucharle sin prestar atención a otra cosa que a lo que él contaba.

Según parecía, a juzgar por cómo hablaba, parecía afectado por algo. Bastante afectado. Y asentí en cuanto decía que conocía su historia. Era verdad, aunque conociera poca parte de su vida.

Siempre he estado junto a ti cada vez que has tenido problemas. Sin embargo, personificarme significaría dejar de atender a las demás personas con problemas sin nadie que les pudiera ayudar. Aunque hoy haremos una excepción. Repuse rápidamente, para no interrumpir su relato, en la pausa que hizo, y proseguí escuchándole.

Al parecer, tenía a las mujeres como seres superiores, pero amaba realmente a lso hombres. En el fondo, eso fue como una espina que se me había clavado justo en ese momento, pero decidí ignorarlo por el momento, ya que quien nos incumbía ahora era él y no yo.

Y casi me salía una sonrisa de felicidad cuando se dirigía a mi recordando cuando me puso el anillo en el dedo, pero tenía que guardar las formas de "Samasha". Mi máscara no podía descubrírseme tan rápido.

No hice siquiera el intento de interrumpirle. P3ensé que era mejor que dijera todo lo que tenía que decir primero, y escuché asintiendo de vez en cuando, a medida que avanzaba. Sin embargo...

Dijo "él". Estaba segura. Es "él" de quien se había enamorado. Aun así, parecía que le había dicho algo de que no podía ser.... Pero le ama a "él". ¿Quién será ése "él"?

Sentía pena por Lucius. Se sentía muy mal, dolorido sentimentalmente. Y derramó unas lágrimas, lágrimas que le quité con el dedo índice suavemente, aún escuchando con asertividad.

Y finalizó diciendo su nombre. ¡Demian!¡Imposible!¡No podía ser!¡¿POr qué ese demonio?!


Aun así, físicamente sólo le daba a entender que me había detenido a pensar. Pero seguía sin entender por qué Demian. Parecía odiarlo hacía mucho tiempo, y sin embargo, se enamoró de él. Algo contradictorio debía decir.

Aun así, mantuve la calma. Seguía diciendo que me quería muchísimo. QUe me amaba...O al menos eso quería creer. Ya luego hablaríamos de eso.


Lo primero que hice fue acercarme a él, levantándome del suelo, y poner una mano en su cabeza, acariciándole suavemente, mientras le miraba hacia sus ojos azules con atención.

Veo que tu problema es que tienes una duda acerca del amor. Y si estoy aquí es porque no puedes recibir como respuesta "Sigue lo que tu corazón dicte". Entiendo... A esa chica, Amy... si cancelas su boda, sufrirá muchísimo. Eso tenlo por seguro. A ese chico...Demian, veo que también sufre. En otras circunstancias, como he dicho, te diría que hicieras caso a lo qeu te dictase el corazón. Sin embargo... Y aunque sea un poco extrafalario....Amas a dos personas....O eso deduzco. Siempre puedes quererlas a las dos. Esos sentimientos no van a cambiar.


Hice una pausa para tomar aire, y proseguí, con los ojos cerrados
Yo no sé aconsejarte quién deberías elegir, ya que sería totalmente parcial hacia alguien, y se verá desfavorecida una persona de las dos. Todos podemos amar a muchas personas, y entiendo que tengas dudas. Aunque es posible uqe tu amor por Demian no sea cierto, sino que sea algo que te está ocurriendo en estos momentos, y de forma fugaz, o también puede ser al revés. Si no es ninguno de los casos....Es posible que puedas querer vivir con los dos como personas muy amadas. Sería difícil, complicado, pero no imposible. Si crees que ese es tu camino, deberías seguir adelante.


Me preguntaba si esta respuesta le sería satisfactoria, pero aún seguiría ahí si necesitara algo.
Volver arriba Ir abajo
Lucius
Rey Ángel
Rey Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 880
Localización : Allá donde la Luz haga aparición
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Reputación : 14
Monedas : 2745

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Vie Jun 01, 2012 3:32 pm

Permanecí expectante de escuchar su divina voz, observándola aun con los ojos llorosos. El pómulo me seguía punzando, y los nudillos... Con la otra mano me los froté con suavidad, nervioso, no tenía energías suficientes como para curarme, y me dolía horrores. Estaba seguro de haberme roto algún hueso o articulación...

Samasha se había arrodillado frente a mí para escucharme dedicándome toda su atención, pero ahora se puso en pie, tan grandiosa y majestuosa como era. Y comenzó a profesar, con voz calma y serena, como toda ella era, siempre con un gesto amable y comprensivo en su rostro.

Comenzó haciendo un análisis de la situación y de cada uno de los afectados. Coincidía con ella en que, dada la situación, no pudiera seguir los dictados de mi corazón. Pero me sorprendió que me refiriera que pudiera sopesar la posibilidad de seguir queriéndolos a los dos... "¿Me está diciendo que podría no renunciar a ninguno de los dos, si es lo que realmente mi corazón desea? ¿No es eso algo egoísta?" Pensé, sumamente sorprendido. Pero, curiosamente, eran precisamente dichas apreciaciones las que nos permitían contemplar el mundo con ojos más abiertos al cambio y lo nuevo.

Prosiguió, ahora tratando de aconsejarme o sugerirme de la manera más imparcial. La apreciación que hizo sobre Demian, en un principio no me gustó, ya que no la compartía. Sin embargo, después me di cuenta de que estaba balanceando el caso en los posibles dos extremos que pudieran estar sucediendo con él, por lo que decidí tragarme las represalias que por un momento habían pasado por mi mente para rebatirle. Me planteó incluso la posibilidad de convivir con los dos, de no renunciar a ninguno y tenerlos a ambos.

Me quedé pensativo, con los ojos como platos ya que aun me sorprendía. Lo más sensato creía que hubiera sido lo que me preocupaba desde el principio, quedarme sólo con uno de los dos. Pero Samasha me había abierto los ojos. "Si existiera esa posibilidad... Me gustaría acogerme a ella..." Alcé la mirada de nuevo, devolviéndosela. Tenía razón, sería algo complicado, pero tenía que intentarlo. Samasha había dado en el clavo, eso era precisamente lo que necesitaba.

El "No" ya lo tenía, pero tenía que ir en busca del "Sí" de ambos. Y lucharía por conseguirlo, costase lo que costase, de eso podía estar completamente seguro.

Comenzaba a amanecer, los primeros rayos de la luz de Acrisea podían verse ya emerger por el horizonte. La claridad se llevaba la oscuridad de la noche y ocultaba la luna. No me sentí molesto esta vez con la luz, de hecho la observé directamente. El espectáculo era precioso.

- ¿No es precioso, Sam...? -Pero cuando me volví nuevamente para observarla, Samasha ya no estaba... Había desaparecido de la misma forma tan silenciosa, repentina e impredecible como había aparecido. Y en su lugar estaba Amy-. ¿Amy...? -Murmuré, por un momento ahogado, como si hubiera visto un fantasma-. ¿Llevas mucho tiempo ahí...? Te... Te has perdido a Samasha -Tartamudeé, nervioso, tratando de darle un toque de humor a esto último. Por un instante deseando que no hubiera escuchado nada de la conversación.

Pero entonces me fijé en que estaba en el mismo lugar y posición que antes ocupaba Samasha. Sus rasgos y los de la diosa tenían un parecido asombroso... Me imaginé por un momento una fusión entre ambas, como si la una entrara cual fantasma o espíritu en el cuerpo de la otra y se convirtieran en una misma persona. Cerré los ojos y meneé la cabeza, no podía ser...

- ¿E... Eras tú...?

_________________
Lucius

Lucius


DiálogoPensamientosNarración

Diario de Lucius
Carisma Presencia Observador
Enamoradizo Perfeccionista
Volver arriba Ir abajo
Amy Sunie
Renegada Líder Ángel
Renegada Líder Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 876
Localización : En un país multicolor, en el cual nació una abeja bajo el sol.
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Reputación : 5
Monedas : 3241

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Vie Jun 01, 2012 6:03 pm

Parecía que Lucius había quedado sorprendido por mi apreciación de una posibilidad que, aunque poco probable, era posible. Siempre y cuando ambas partes lo aceptáramos.

Y cada vez más me quedaba mirando la sorpresa de Lucius en su rostro.

Entonces el sol empezó a salir de detrás del horizonte, y miré cómo se producía el alba, con una belleza inigualable. Comparable a la de Lucius. Era como si el sol dejara ver unas espinas rojas a su alrededor, mostrándolas con majestuosidad.

Me volví hacia Lucius nuevamente cuando iba a volver a llamarme Samasha, pero dejó la pregunta a medias. Creo que no tenía que responderla. Y ya se dio cuenta de que era yo. No sólo de que yo estaba ahí, sino de que era yo quien habló por Samasha.

Me agaché un momento y le miré a los ojos con atención, posando una mano en su dañada mejilla, y tratando de curársela mediante luz levemente infundida.

Sí....Era yo... Te di consejo, porque sabía que lo necesitabas con urgencia, y de la manera más imparcial posible....QUería que realmente fuera Samasha y no yo quien lo dijera. Espero haberla interpretado correctamente...


Por un lado, tenía que saberlo, y por otro, quería respetar tu confidencia. Pero esta vez era necesario, por lo que veo. Quería ayudarte con tanto fervor cuando te vi volar frente a mi ventana... Que no dudé. Aunque me tomaras por Samasha, quise ayudarte....


Tomé sus manos, y traté de curárselas también.

No me gusta verte mal...Porque tú eres muy importante para mí. Cuando te veo mal, acabo sintiéndolo yo también. Y comprendo el dolor que puedas tener ahora. Tal y como te dije, quizás no estás enamorado de mí. O quizás de Demian....O realmente estás enamorado de los dos.

Me acerqué un poco más a él, mirándole a los ojos con serenidad.

Si te he hecho sentir mal por ser yo quien te aconsejara y depositaras tu afable confianza en mí, y te has sentido traicionado... Te dejaré tranquilo. Puesto que yo todo lo que hago siempre es porque creo que es bueno para ti. Y si eso fuera necesario, así lo haría
Volver arriba Ir abajo
Lucius
Rey Ángel
Rey Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 880
Localización : Allá donde la Luz haga aparición
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Reputación : 14
Monedas : 2745

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Sáb Jun 02, 2012 3:47 pm

No podía dar crédito. Mis ojos la observaban sin todavía podérselo creer. ¿Se lo había contado todo a ella? Me sentí entrar en pánico, se me sobrecogió un nudo de angustia e impotencia en el pecho y por un instante comenzó a faltarme el aire, debido a la presión que éste nudo ejercía. Era cierto que tenía que hablar con ella y habérselo contado de primera mano, pero me daba miedo lo que pensaría, la respuesta que me daría... Pero entonces pensé en las respuestas que me había dado como Samasha y me resultó un tanto contradictorio... Me había imaginado que le habría podido dar un repentino ataque de celos y mostrarse negativa ante lo aconsejado por Samasha. Pero es que resultaba que dichos consejos habían salido de ella y no de Samasha...

Me salió una pequeña risita nerviosa ante su curiosidad de si habría interpretado bien a Samasha o no. No sabía muy bien qué responder a aquello. Me sentía muy confuso. Quería pensar que eso habría sido lo que habría dicho la diosa, pero no podía dejar de pensar si eso sería realmente lo que ella pensase sobre todo esto.

La escuché en silencio y como sintiéndome acorralado, paralizado, aunque hubiera querido decir algo, en ese momento me era completamente imposible, pues me encontraba en estado de shock.

Le agarré la muñeca en un acto reflejo cuando trató de curarme la mejilla, frenándola a tiempo para que no lo hiciera. Quería que se curara por sí sola... Y con suavidad, procurando con una mirada hacérselo entender, se las bajé y solté con cuidado.

Sin embargo, si dejé que me tomara de las manos y comenzó a curarme la rota con su luz, mientras me confesaba su ardiente deseo de ayudarme, pasara lo que pasase. Mis ojos se aguaron, aunque aun me durase el shock. Me conmovió aun más escucharla decirme todo lo que le importaba e incluso interpretar que posiblemente no la amara... O que en realidad los amara a ambos. ¿Me aceptaba...? ¿Incluso aunque amase a otra persona...?

Se disculpó por si me hubiera podido sentar mal que se hiciera pasar por Samasha. "¿Marcharte?" No, no lo iba a permitir. Mucho menos después de lo último que había dicho y de todo lo que había hecho por mí.

La abracé, aferrándome a ella como si no quisiera dejarla escapar, rompiendo a llorar desconsoladamente. El nudo que se me había formado antes en el pecho pareció disolverse con el llanto y dejar de molestarme.

- ¿Cómo puedes pensar que quiera alejarme de ti...? -Salió de mis labios en un susurro ahogado, directamente en su oído-. Te necesito a mi lado, Amy... Nunca pienses que desearía abandonarte, porque no existe mayor disparate... -Respiré profundamente y suavicé el abrazo para separarme ligeramente de ella, mirándola a los ojos-. Si tenía alguna duda sobre ti, sobre lo nuestro, has conseguido disiparla por completo... Ahora sé que no podría vivir sin ti, Amy... Te quiero.

Mi voz se había ido tornando más firme a medida que le hablaba. La tomé por la mejilla con suma delicadeza y tras ladear ligeramente el rosto, posé un beso cargado de amor en sus cálidos y suaves labios.

Lejos de distanciarme de ella, lo que había hecho sólo había conseguido acercarme más y hacer incluso que mi cariño y confianza en ella se incrementaran soberanamente.

_________________
Lucius

Lucius


DiálogoPensamientosNarración

Diario de Lucius
Carisma Presencia Observador
Enamoradizo Perfeccionista
Volver arriba Ir abajo
Amy Sunie
Renegada Líder Ángel
Renegada Líder Ángel
avatar

Cantidad de envíos : 876
Localización : En un país multicolor, en el cual nació una abeja bajo el sol.
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Reputación : 5
Monedas : 3241

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   Dom Jun 03, 2012 3:28 am

Estaba sorprendido, y no me alarmaba saberlo. Era normal...Después de todo, me había confundido con una diosa por unos momentos. Le miraba con los ojos algo tiernos y melancólicos, mientras veía su rostro perplejo. Peor aún, empezaba a reirse levemente, nervioso, como si no diera crédito a los hechos que habían acontecido.

Y fue entonces cuando me apartó suavemente la mano de su mejilla. Al hacerme saber que quería una cura natural, asentí y dejé de hacerlo, aunque no desistí de curarle las manos.

Y cuando iba a hacer el ademán de irme, se abrazó a mí con fuerza y decisión, pegándome a él y al ver y oir que empezó a llorar como un niño. Mientras me abraza, me apego más a él, como una madre, y ya no como hija, hundiendo mi mano en su cabello y acariciándole el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.

Y entonces, con mi cabeza cerca de su pecho, acercó sus labios a mi oido y susurró. Abrí los ojos en cuanto oí su susurro, dado que parecía ser que no le había molestado en absoluto que le diera consejo, o eso parecía. Me quería tener cerca....Suspiré, aliviada, mientras me soltaba levemente, sin dejar de abrazarme, y le dedicaba una mirada enternecida, aunque más adulta que otras veces. Creo que algo dentro de mí ha cambiado, aunque no alcanzaba a discernir de qué podría tratarse.

Entonces fue cuando me miró a los ojos, con aquellos ojos azules como el mar cuando estaba en calma, como el cielo durante el mediodía. Era un color que me atrapaba, que parecía como un pozo que me atraía hacia sí, y me hacía perderme en su interior.

Entonces volví al plano de la realidad, justo cuando me miró hacia los ojos con sus zafiros, y me había perdido en su profundidad brillante.

Y dijo lo que más ansiaba yo escuchar: Que me quería. Suspiré nuevamente, algo nostálgica, y me abracé a él de nuevo con fuerza, acariciando su cabeza con la mano suavemente.

Esperaba que todo esto, todo lo que me había dicho, fuera verdad totalmente. Pero siendo así, ¿se casaba conmigo por intereses?¿Me quiere de verdad? Bueno, eso no me lo planteo. Siempre le he creído ciegamente, y pensaba que siempre lo haría. Tenía mucha confianza depositada en él, aunque ésta se viera amenazada levemente en cuanto supe lo de Demian. Pero prometí ser imparcial, y lo iba a cumplir.

Y entonces me besó como nunca lo había hecho, tomandome de las mejillas, y obligándome así a cerrar los ojos también, perdiéndose mi mente en las sensaciones que me otorgaba por su gracia, como si fuera un gran regalo divino también. Samasha era quien permitía que esto ocurriera de verdad. Estaba segura que de algún modo u otro, ella había intervenido hoy. Estaba casi segura de ello...

Al parecer, todo iba por fin a acabar bien.... Y además, ya se le veía mucho más contento que nunca. Me abracé a él nuevamente, y apoyé mi cabeza en su hombro, mientras susurraba a su oído con tono dulce.

Lucius....eres muy dulce....Y muy romántico... Repuse, justo antes de volver a apoyar mi oído en su pecho.

Ya el sol andaba terminando de salir por el horizonte, y me fui irguiendo suavemente, dejando a Lucius mi mano para que la tomara, y entonces nos marcharíamos a su Castillo, a dejarle descansar como él se merecía. Estaba muy contenta por ser una verdadera utilidad para alguien, por hacerle feliz a él... Por ser su prometida... Muchas cosas me hacían muy feliz en ese momento. Yo esperaba que él también estuviera feliz, francamente.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sendero hacia la Verdad [Privado]   

Volver arriba Ir abajo
 
Sendero hacia la Verdad [Privado]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Prólogo] Una historia real contada sobre el mar. La verdad. (Privado Kerjex)
» Libres hacia la oscuridad (Privado, Dalae Darkle)[11/4/2018]
» Hospital Privado
» Rumor circula en Internet acerca de 3 naves hacia la Tierra
» La verdad de las torres gemelas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Guerra de las Criaturas :: Cielo :: Ángeles-
Cambiar a: