La Guerra de las Criaturas

Un foro donde la luz lucha por derrotar a la oscuridad y donde la oscuridad intenta vencer a la luz mediante guerras... ¡un foro de diversión y acción!
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Enlace Rápido
-_
_
-_
_
-_
_
-_
_
_
-_
_
-_
Mercado: _
_y_
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 57 el Vie Sep 17, 2010 9:22 pm.
Últimos temas
» Hola , Hola buenas
Jue Ago 10, 2017 10:48 pm por Arshei

» ¡Oh por dios! Decidme si no es verdad.
Vie Ene 30, 2015 12:30 am por Amy Sunie

» En otro lugar...
Vie Sep 20, 2013 9:23 pm por Amy Sunie

» Ascensión [El Fin de Yggdrasil]
Miér Sep 11, 2013 12:38 am por Aspicious

» La peticion
Lun Jul 01, 2013 3:25 pm por Dakros

» buscando rol, 2 xD
Sáb Jun 22, 2013 12:34 am por Zent

» El Templo de Samasha del Cielo [Amy y Lucius]
Mar Jun 18, 2013 7:11 pm por Amy Sunie

» Ataque al mausoleo [Misión - Éter]
Jue Jun 13, 2013 2:39 pm por Éter

» [Libre] Armando
Dom Jun 09, 2013 2:10 am por Zent

El Consejo: Staff de Creatures Wars

Scarlett Reed (Axel Foley)
Lucius
Eliah
Auron
Aspicious

Los posteadores más activos del mes
© Copyright
Obra original creada por Arshei y heredada por Axel Foley / Scarlett Reed.
Diseño de la página por Aspicious sobre el soporte de foroactivo.
Mantenimiento por Lucius y el Consejo de Creatures Wars.
El contenido íntegro de esta página es totalmente original.

~ Afiliados ~
Eternity

Dangerous World

Vampirelandia

Dragonmasters

Lune Noire

The Urban Legend

Facing Dark

Bvlgaria

Yéni Únótime

Acle City

Guerra Biblica

Distopía

Fabulam Renascor Sum

Game Over

Star Wars : Force Universe

Pokemon World Battle

Instituto Honan II

Gothic Princess

Hybrid City


Comparte | 
 

 Los dos caminos de una mente herida

Ir abajo 
AutorMensaje
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Los dos caminos de una mente herida   Vie Abr 26, 2013 4:47 pm

la sangre manaba de mi mano... deslizándose por mi antebrazo como una culebra carmesí. Cuatro heridas abiertas, en forma de media luna me miraban desde la palma... la marca de mi propio puño cerrado, frustrado...

Estaba al borde de la locura... Ignorando que es real y que es falso... La continua sensación de que la crueldad acecha en cada rincón... ¿Cúanto tiempo podría seguir así? Para mi, quiza dos niños peleando, me parecían unos criminales golpeandose... Últimamente simplemente, lo ignoraba, mordiéndome el labio inferior y apretando los puños. Un esfuerzo inhumano de voluntad... pues mi tolerancia hacia lo malvado es extremadamente baja...

Sabe la Diosa cuantos crimenes he ignorado... y cuantos otros habré perpetrado, simplemente, por no ser capaz de discernir entre lo falso y lo real. Necesitaba una cura... Tenía que haber algún modo de librarme de esta aflicción.

Atrapado en estos pensamientos, desesperado... vagaba con la esperanza de hallar alguien o algo que me diese una respuesta. Que me encaminase al menos, a salir del punto muerto en el que estaba.
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Dom Abr 28, 2013 7:28 pm

Era una mañana soleada en el Imperio Áster. Como era habitual en mí, salí a dar un paseo para rodearme de los habitantes del lugar. Charlaba amistosamente con algunos de los ásters que se acercaban a mí para pedirme consejo, y también dedicaba amables sonrisas a los mercaderes que me ofrecían productos de primera calidad. Nunca me había gustado aprovecharme de mi rango, pues no era un derecho, sino una obligación, de modo que siempre acababa rechazando los regalos con la mayor elegancia posible.

Por ese motivo tampoco mostraba ningún tipo de pomposidad, siempre iba con mi traje rojo, limpio y cuidado, pero sin ningún tipo de floritura excelsa. Yo era un áster como otro cualquiera, quizá la única diferencia era que me sentía como el padre de todos ellos, y su protección recaía sobre mis hombros.

Fue en este caminar cuando percibí el aura un tanto irregular de uno de mis congéneres. Al final de la abarrotada calle, un muchacho con una apariencia peculiar llamó mi atención. Sus ropajes oscuros contrastaban con sus dorados y luminosos ojos. Tenía un porte especial, que no era habitual en los ásters comunes.

Así mismo, también percibí en su aura que su dolor era creciente. ¿Podría ser que tuviera algún tipo de enfermedad? Aquello era extraño, pues los espíritus no enfermábamos. Al parecer vagaba sin rumbo alguno, y no cabía duda de que en su interior portaba un gran problema.

Me acerqué a él con aire preocupado, y una vez a su lado le tendí una mano con cordialidad.

- Buenos días, querido áster - le dije con mi perfilada y suave voz -. No es mi intención molestar en los asuntos que te atañen, ¿pero acaso te encuentras perdido? ¿Necesitas ayuda?

Realmente me disgustaba que algunas personas pudieran tener ese sufrimiento en su alma, como parecía ser el caso, y en mi interior algo me decía que tenía que ayudarle.
Volver arriba Ir abajo
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Lun Abr 29, 2013 3:31 pm

algo me sacó de mis divagaciones... una voz suave.

alcé los ojos para contemplar como una figura de porte elegante, ataviada de rojo, contemplaba mi desgracia.


¡Es él!

Al reconocer al emperador, no pude sino quitarme mi capucha, desvelando por completo mi rostro y hacer una reverencia, al tiempo que me echaba la capa sobre los hombros. Mostrando así el traje de cuero blanco que llevaba bajo la capa negra.

Aun sin retirar mi reverencia respondí sus preguntas, siendo tan respetuoso como supe:

Señor -dije- Mi nombre es Éter y... no quisiera molestaros con mis problemas. Más por si os lo preguntabais. Lo que me sucede es que... creo que estoy loco y ya, no distingo lo real de lo falso...

una lágrima cayó de mi ojo, recorriendo mi rostro de aspecto delicado y tez pálida, para una vez en mi barbilla; arrojarse al abismo
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Lun Abr 29, 2013 9:40 pm

El muchacho parecía algo nervioso, era la primera vez que se encontraba con el emperador, y quizá eso lo alteraba en cierto punto. Tras realizar una reverencia habló de manera entrecortada, exponiendo su problema. ¿Locura? Un sentimiento de piedad surgió en mí, pues no era para nada habitual aquel comportamiento.

- No molestas, Éter - dije negando suavemente con la cabeza tras llamarle por su nombre - ¿A qué te refieres, joven, con que no eres capaz de discernir entre la realidad y la falsedad? - pregunté con una mirada de interés - ¿Es acaso que has sufrido algún tipo de trauma?... de que... Oh, por supuesto no quisiera hacerte recordar en caso de haberlo tenido.

Al mismo tiempo que realizaba las cuestiones observaba más detenidamente su rostro. Lo cierto era que el aspecto físico no era en absoluto lo primordial en un áster, pues era el alma y el aura lo que nos caracterizaba en verdad. Sin embargo, siempre me gustaba fijarme en esos detalles, en concreto en sus ojos o en el tatuaje de su ojo.
Volver arriba Ir abajo
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Lun Abr 29, 2013 10:36 pm

¿trauma? si... quizá. Lo ignoro.

La amabilidad con que me trataba me sobrecogió... ¿quizá... quizá el Emperador podria ayudarme con mi locura? si él no podía desde luego... no tenía esperanza.

suspiré.

un trauma decís. Quizá, pero no de esta vida. Desde que renací... he sentido la necesidad de ayudar a otros, de usar todo mi poder, todas mis... habilidades... para proteger a los inocentes. Sin embargo... Las desgracias me acechan allá donde voy. Algunas reales, otras no. Allá donde miro veo como gente masacra a niñas inocentes, como canallas roban las posesiones de alguna anciana. Donde otros ven a un niño jugar con otro, tal vez yo vea a un asesino apuñalar el corazón de una moza. Sin distinguir cuando estas atrocidades son reales o fruto de mi demencia ¿qué puedo hacer?. Mi alma me pide intervenir... mi mente me frena. Pero me hallo desesperado. La locura es un pozo oscuro y temo que me encuentre ya en el fondo.

suspiré de nuevo

Disculpad de nuevo, temo que esté divagando en exceso


Última edición por Éter el Miér Mayo 01, 2013 3:28 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Mar Abr 30, 2013 4:08 pm

Escuché atentamente todo lo que me tenía que decir Éter. Con un gesto de mano le indiqué que me siguiera mientras hablábamos. Nos dirigiríamos al Palacio Espectral, pues quizá alguno de los médicos ásters pudiera ayudarle.

- La misión que dices soportar es la más noble de todas, querido áster - le respondí cerrando levemente los ojos, mostrando así un gran grado de solemnidad -, y si es ese tu objetivo, no debes temer a los miedos, pues dicho fin otorga la mayor de las recompensas a tu alma.

El camino hacia el palacio estaba bastante transitado, pero no tuvimos problemas para movernos con holgura.

- ¿Qué ves en ese lugar, Éter? - pregunté señalando a un tenderete callejero en el que un áster sonriente que ofrecía telas a los viandantes por un módico precio. La estructura era bastante colorida y vívida, cubierta por los telares, y varios clientes de los alrededores parecían estar interesados, apreciando y palpando dichas telas para comprobar su calidad. Primero tenía que saber qué tipo de ilusiones o alucinaciones sufría el pobre joven, ya que de otro modo jamás podría ayudarle.
Volver arriba Ir abajo
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Mar Abr 30, 2013 10:27 pm

seguí al Emperador por las calles observando a los transeúntes. Cuando señaló el puesto, vi una agradable y cotidiana escena. Un vendedor ofrecía sus telas a algún que otro posible cliente entre bromas y chanzas

No más que a un buen hombre vendiendo telas, mi señor... -Dije.

De repente, mi cuerpo se tensó y mi mirada quedó vacía, en el momento en el que un niño corriendo, pasó entre nosotros... agarre la empuñadura de mi espada invisible, que colgaba en mi espalda, a la altura de la cintura.

Tenso, sin moverme un milímetro, pregunté casi susurrando.

Señor... ¿Veis vos al hombre armado que persigue al niño que acaba de pasar? Si no lo veis, detenedme antes de que sea tarde...

El tono en mi voz era serio, y mi mirada era la de un asesino. Un esfuerzo sobrehumano de voluntad era lo que separaba la hoja de mi espada, del hombre armado que veía... La tensión en mis músculos, la furia en mi rostro y el semblante de mi voz, indicaban que si no me detenían, saltaría a contra él.
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Miér Mayo 01, 2013 6:58 pm

OFF: Éter, debo aclararte una cosa sobre los Ásters. No existen niños Áster, piensa que son espíritus que han adoptado una forma física. Una cosa es que el recipiente sea un niño, pero el Áster que ocupa ese cuerpo no lo es. Ten en cuenta este detalle para la próxima Wink.



La primera sensación resultó ser muy normal. Veía exactamente la realidad, por lo que me dispuse a buscar otro ejemplo para hacer una nueva comprobación. Sin embargo, antes de que pudiera decir algo, el muchacho se tensó rápidamente y agarró su espada. Entonces volteé la mirada preocupada hacia él.

Tras escuchar sobre su visión, mi rostro adoptó una expresión seria. Al parecer su locura sí que era cierta, lo acababa de comprobar. Posé mi mano sobre su hombro de modo que le pudiera transmitir toda la tranquilidad posible.

- Mi querido Áster, - comencé a expresar negando apesadumbradamente con la cabeza - lo que acabas de presenciar no es más que uno de los nuestros, en cuerpo de niño, siendo acompañado por otro de nuestros congéneres. En ningún momento ha habido violencia alguna, me temo informarte.

Seguramente fuera una dura noticia para él, pero al menos ya le daría la seguridad de que el problema que tenía era real.
Volver arriba Ir abajo
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Miér Mayo 01, 2013 9:17 pm

off: eso lo suponía, pero las alucinaciones de mi personaje van en torno a los resquicios de su vida humana, y como el sufrio su trauma siendo niño y ha visto muchas escenas de violencia infantil, a menudo estas alucinaciones toman niños como víctimas. No elegí a un niño por azar. Por otro lado, si describo alguna escena de este tipo, dejo a discreccion de mi acompañante si es real o falsa, de modo que yo mismo lo ignore hasta que se me reponda... quien sabe lo que puede pasar ¿no?
___________________________________________

¡FALSO! ¡FALSO! pero el llanto del niño... el otro hombre esgrimiendo su cuchillo....No, No. Mi señor no me mentiría.... todo está en mi cabeza. Todo está en mi mil veces maldita cabeza.

Caí de rodillas al suelo, apretando los puños con fuerza. Tras unos larguísimos segundos, alcé la vista para mirar a mi señor, con los ojos enjuagados en lágrimas.

Yo solo quiero... librarme de esta tortura...
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Vie Mayo 03, 2013 12:42 am

Finalmente, Éter se derrumbó casi al borde del llanto. El pobre Áster lo estaba pasando mal, y no pude evitar sentir empatía hacia él. Tenía que ayudarle de alguna manera, era mi obligación como su emperador. Le tendí la mano para que se incorporara y con suaves palabras traté de calmarle.

- Tu sufrimiento tiene cura, no lo dudes ni un solo instante, mi querido súbdito. Requerirá de una grandísima fuerza de voluntad... Pero tus camaradas no te abandonarán, tenlo por seguro - dije solemnemente mientras continuábamos andando hacia el palacio.

Poco después llegamos a las puertas, custodiadas por dos guardias bien entrenados. Por norma general nunca tenían por qué usar la violencia, salvo casos muy excepcionales.
Volver arriba Ir abajo
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Vie Mayo 03, 2013 10:02 pm

sus palabras eran casi sanadoras. Escuchar la voz del Emperador parecía aliviar el dolor de mi alma rota.

Finalmente llegamos al palacio, donde dos ásters con ostentosas armaduras nos recibieron sin decir palabra... los observé con detenimiento. Una costumbre que tenía desde siempre, imagino que heredada de mi otra vida. Siempre lo observaba todo a conciencia...

Conforme entrábamos me dirigí de nuevo a mi señor:

¿Acaso en este castillo está la llave de mi cordura, señor?
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Dom Mayo 05, 2013 1:50 am

El Palacio Espectral era un lugar único en todo Yggdrasil. Situado entre dos mundos, se imponía en el centro del Imperio majestuosamente con su halo verdoso fantasmal. Podía parecer que estuviera encantado y maldito, y nada más lejos de la realidad, pues en él habitaban los Ásters. Sin embargo, cualquiera de la propia raza se sentiría cómodo allí, pues irradiaba una cálida luz que llenaba el alma de los presentes.

Tras cruzar las puertas, pudimos observar un gran puente sobre un río que rodeaba al palacio, y dos estatuas de jinetes abrían el paso al camino. Al fondo, una gran cúpula rodeada de varios torreones se divisaba desde la lejanía. Fuimos andando con tranquilidad por el sendero que llevaba hasta la puerta principal.

- En el Palacio se encuentran los mejores médicos del Imperio, mi querido Éter - le expliqué con absoluta amabilidad -. No puedo prometerte una cura, pero desde luego sí que haremos todo lo que esté en nuestras manos para librarte del mal que te atenaza.
Volver arriba Ir abajo
Éter
Áster Masc.
Áster Masc.
avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Reputación : 0
Monedas : 2003

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Dom Mayo 05, 2013 6:37 pm

Había visto el palacio desde fuera más de una vez, de hecho, había estudiado bien su estructura -De nuevo una manía extraña, pero apuesto a que sería capaz de colarme- No obstante nunca había entrado. Era una construcción hermosa, sin ninguna duda. La cúpula brillaba más adelante, como un faro que marcaba nuestro destino, al tiempo que dejábamos las primeras murallas atrás.

El jardín que rodeaba el palacio era tan hermoso que conmovía el alma... Durante un segundo me dejé acariciar por la brisa.

Al llegar a las puertas me detuve un segundo y me arrodillé ante el emperador.

No sabéis cuánto aprecio vuestra ayuda... Más me temo que no se como pagaros... a menos que aceptéis en servicio la espada de este loco. En otra vida debí de ser pícaro o asesino tal vez, al juzgar por mis habilidades. Asimismo también soy capaz de ver el futuro a corto plazo. Es cuanto puedo daros como pago si os es útil...

Como Áster, era subdito del emperador, al menos desde que acepté mi condición como tal, seis años atrás. Sin embargo en esta ocasión yo mismo era quien se ponía a su servicio por voluntad propia... no al emperador en si, sino al hombre tras el título.
Volver arriba Ir abajo
Philip Feng
Emperador Áster
Emperador Áster
avatar

Cantidad de envíos : 65
Localización : Más allá de vuestro mundo
Fecha de inscripción : 23/04/2012
Reputación : 2
Monedas : 2414

Ficha de Personaje
Breve descripción:
Inventario:

MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   Lun Mayo 06, 2013 9:39 pm

Escuché atentamente las fieles palabras del muchacho arrodillado. Aquel tipo de ceremonias en ocasiones eran necesarias, pero una cosa estaba clara, y era que ponía su espada no para mí, sino para el Imperio Áster.

- Agradezco tu oferta, y sin duda alguna estoy convencido de que darás lo mejor de ti - dije pausadamente, por lo que podía ver sus intenciones eran buenas -. Pero antes de nada, primero investigaremos acerca del mal que te aflige.

Había comentado que tenía la capacidad de ver el futuro a corto plazo. Quizás... Quizás aquello tuviera algo que ver, pues todo don requiere un precio a pagar.

- Éter, entremos en el Palacio y conversemos tranquilamente sobre el poder que me has mencionado - pronuncié con total serenidad, transmitiendo calma y seguridad en mis palabras -. Después de eso, decidiremos qué clase de servicios puedes realizar para el Imperio.

Hice una amable señal con la mano para que finalmente nos introdujéramos en la maravillosa construcción.

- Adelante.

OFF: Nos vamos a El nuevo camino de una mente herida.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Los dos caminos de una mente herida   

Volver arriba Ir abajo
 
Los dos caminos de una mente herida
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Prólogo] Caminos que se separan
» El cruce de caminos sellado por vino y sangre.
» ~ Deja que juegue un poquito con tu mente.~
» Conoce los caminos
» Una cosilla que se me viene a la mente... .

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Guerra de las Criaturas :: Imperio Áster :: Ásters-
Cambiar a: